La cerveza oscura tiene efectos positivos para la salud

Un estudio de la cerveza oscura revela que diferentes tipos de esta bebida tienen efectos antioxidantes que podrían proteger a las personas de enfermedades neurodegenerativas.

La identificación de moléculas en bebidas fermentadas sin alcohol permite asociar su consumo a posibles efectos positivos. Un estudio revela que diferentes tipos de cerveza tienen efectos antioxidantes que podrían proteger frente a enfermedades neurodegenerativas.

El Grupo de Neuroquímica de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) comprobó que distintos extractos de cerveza oscura, clara y sin alcohol modulan los receptores de adenosina, relacionados con el estrés oxidativo en las células.

La oscura es la que más propiedades protectoras tiene. Pero es relevante que la cerveza sin alcohol también produce efectos positivos, sin los efectos negativos de las bebidas alcohólicas.

La novedad estriba en que en este artículo, publicado en la revista Nutrients, los primeros resultados en laboratorio apuntan a que los componentes de la cerveza, por sí solos, producen efectos saludables. En la variedad sin estos efectos positivos no se verían contrarrestados por los negativos derivados del consumo de alcohol.

Los científicos de la UCLM observaron los efectos en cultivos de células de dos tipos de tumores del sistema nervioso: gliomas y neuroblastomas.

Sometidas a condiciones similares a las que ocurren en las enfermedades neurodegenerativas, las células se ven afectadas. Pero en presencia de extractos de cerveza «los efectos se revierten», indica Mairena Martín, profesora de Bioquímica y Biología Molecular.

«Los extractos de cerveza tienen un papel protector frente a la oxidación. Los efectos observados parecen tener relación con los receptores de adenosina», añade Martín. Los receptores celulares que recogen el mensaje de las moléculas son esenciales para el correcto funcionamiento del cerebro